B.C.S.

SENSIBILIZA SALUD ESTATAL A COMUNDEÑOS SOBRE LA IMPORTANCIA DE REDUCIR LA INGESTA CALÓRICA

  • Con esto se previene el sobrepeso y la obesidad, que se considera como factor de riesgo ante enfermedades como el COVID-19

A través de la Jurisdicción Sanitaria 1 Comondú, el Gobierno del Estado realiza jornadas de fomento a la alimentación adecuada entre las personas que acuden a recibir atención a los centros de salud de la geografía municipal, con el objetivo de motivarlas a fortalecer su sistema inmunológico en esta contingencia sanitaria mediante la adopción de cambios en su esquema nutricional.

Estas actividades que son coordinadas por los promotores de salud, se desarrollan con el enfoque de promover la importancia de limitar el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido calórico, ya que su ingesta excesiva propicia la obesidad y el sobrepeso, que se consideran un factor de riesgo tanto de enfermedades crónicas como de infecciones respiratorias como el COVID-19, indicó el jefe de la jurisdicción sanitaria, Alejandro Félix Álvarez.

En este acercamiento con la comunidad, los profesionales de la salud explican que la obesidad es la consecuencia de un desbalance entre el gasto energético y la alimentación diaria. Esto se acentúa cuando se priorizan productos procesados que poseen una reducida aportación nutrimental, pero una elevada carga calórica.

Ante esta circunstancia se elevan los niveles de glucosa en la sangre, con el riesgo de desarrollar  diabetes. Además aumenta la presión arterial, así como el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre que amplía las probabilidades de padecer afecciones coronarias, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

La obesidad tiene además repercusiones sobre la función pulmonar, ya que puede generar falta de aire ante el ejercicio físico moderado e incluso insuficiencia respiratoria en los casos extremos; favorece el broncoespasmo y empeora las crisis de asma, de ahí la necesidad en prevenir el exceso de peso corporal con una alimentación balanceada, que incluya frutas y verdura, cereales y tubérculos, así como leguminosas y comestibles de origen animal, pero además moderar las porciones con base en el gasto de energía, explicó.

Finalmente, Félix Álvarez reiteró que, en este reto sanitario que plantea el COVID-19, la convocatoria que hace el sector salud a los comundeños y a todos los sudcalifornianos, es mejorar los hábitos de vida con actividades que contribuyan a mejorar el funcionamiento del organismo y que con esto brinde mayores fortalezas para superar a los agentes patógenos que atenten contra nuestro bienestar, puntualizó.

Categories: B.C.S., INFORMACIÓN, Salud

Tagged as: ,