Alianza Francesa

SALVADOR ROCHA, ESCULTOR, O DE CÓMO LA MATERIA OBEDECE AL PENSAMIENTO

De los pocos casos trascendentales en el arte en Baja California Sur, es preciso hacer notar la fuerza de la creatividad  en el manejo de la materia dura, ruda. El alabastro, el granito, el mármol, la madera, obedecen a quien se empeña en  obtener de los elementos  una forma sublime. Esa ha sido una historia constante en el artista cachaniense, Manuel Salvador Rocha: a partir de la concepción de elementos como la escoria, notable en  aquel puerto, de donde ha sabido extraer la forma noble que corresponde al arre.

Los inicios de nuestro escultor se remontan a una búsqueda iniciada hace largos años: la permanente investigación acuciosa sobre la materia lo hizo trascender su propio anhelo de obtención de formas. Diversos coleccionistas en el país han logrado adquirir sus obras en un deseo de conservación de formas que con el tiempo se convertirán en clásicas, dado el dominio de la materia.

Baja California Sur ha dotado a este artista de una concepción sobre la trascendencia tomados de la naturaleza. Así el elemento marino -presente también en una escultura sobre el paseo del malecón- le ha proveído de lo necesario en lo concerniente a paisaje puro,  desinteresado y pleno de amor  hacia la naturaleza. Las piezas surgidas de sus manos muestran una originalidad, a la vez que un perfeccionamiento en la obtención de las figuras que oscilan entre el sueño y el despertar de una ilusión hecha materia. ¿Cuántas veces no hemos visto esas figuras surgir de un pensamiento profundo, como si fuera el despertar de un mundo en donde se transparentan los deseos  de un ir más allá de al realidad circundante? Y no es querer trascender el entorno inmediato: se trata de ver en el fondo de esa nueva realidad lo inalcanzable de la voluntad  humana. Salvador se invierte en cada pieza material para obtener de ella un resultado propio de sí mismo. Porque con ello vuelve la mirada  sobre el trozo de mármol que habrá de convertirse en una nueva visión de la figura atenta en el fondo:  entonces surge el acto mágico creativo: conforme se desprenden algunas piezas del bloque, otras logran conformar la mano, el torno, el rostro, la figura inerte que se despierta en un nuevo mundo, para permanecer eterna en el tiempo.

Es profundamente satisfactorio el asomarnos a una colección como la que muestra en esta ocasión el escultor; en su pre-ocupación artística logra trascender  el momento para sumarse a los grandes resultados obtenidos por los creadores de la forma escultórica en el paso del tiempo. Bástenos sólo voltear la mirada hacia la materia bruta, para insertarnos en el universo del artista en donde están anclados profundamente los deseos de reconstruir el mundo a través de las figuras emergentes, ansiosas de ver el nuevo día en los espacios a donde deberán integrarse para permanecer siempre ahí, eternamente. Rocha está consciente de su búsqueda. Por ello cada nueva mirada sobre los elementos naturales se transforman en figuras nacientes, en formas danzantes en nuestro mundo cotidiano, buscando los secretos que tal vez muy pronto descubramos e integremos al mundo de nuestros valores trascendentales de cada instante.

MANUEL SALVADOR ROCHA. ESCULTURAS en el Centro Cultural “Roger der Conynck,A.C.”-Alianza por la lengua francesa, jueves 28 de julio 2022, con nuevas formas de contacto con el universo de Baja California Sur. 20:00 hs. Coctel inaugural-