Cine

Quién era Anabel Gutierrez, quien hacie el personaje de la mamá de la Chimoltrufia

La actriz de 89 años de edad se consagró en la emblemática cinta mexicana «Escuela de Vagabundos»

a noche de este domingo 21 de agosto el mundo del cine nacional se enlutó con la muerte de la legendaria actriz Anabel Gutierrez, quien destacó por su gran papel en la cinta «Escuela de Vagabundos». 

¿Quién no recuerda a ‘Chespirito’ y sus sketches cómicos? Los capítulos de la serie “Chespirito”, creada por Roberto Gómez Bolaños, cautivaron al público durante varias décadas y uno de los personajes más emblemáticos fue la ‘Chimoltrufia’, sus característicos gritos en un intento por cantar lograban hacer reír a más de uno. Pero no fue la única que se robó el corazón de los televidentes.

‘Doña Espotaverderona’, la suegra de ‘El Botija’, era una mujer sin pelos en la lengua y no desaprovechaba la oportunidad de mostrar el descontento por su yerno. Han pasado 54 años de su estreno. 

La actriz falleció a los 89 años de edad, también formó parte del elenco de películas como “Muchachas de uniforme”, “Deseada”, “Rostros olvidados”, “La visita que no tocó el timbre”. 

Hace un par de años, la artista sorprendió al anunciar que estaba exigiendo un reconocimiento por sus años de trayectoria y acusó a la Asociación Nacional de Actores (ANDA) de no brindarle apoyo tras sufrir una lesión.

A pesar del impasse, Anabel se mostró agradecida con el público por el cariño recibido durante tantos años de trabajo. “Mis años de trabajo son recuerdos muy bonitos, porque cuando uno hace una carrera como la mía, se convierte en algo inolvidable”, afirmó.

Anabel Gutiérrez nació el 19 de septiembre de 1930 y compartió escenario con figuras como Pedro Infante, Sara García, Joaquin Pardavé, Mario Moreno «Cantinflas», entre otros. Inició su carrera en el mundo de la actuación a finales de la década de 1940 en la película «El diablo no es tan diablo», la cual fue dirigida por Julián Soler.

Le siguieron «La visita que no tocó el timbre», «Angelitos del trapecio», «Su primer amor» y «Los resbalosos». Luego de tomarse un tiempo para descansar, Gutiérrez participó en «Discoteca es amor» y «El coyote emplumado». Finalmente, dio por terminada su carrera en el cine, en 1999, con «La paloma de Marsella».