Alianza Francesa

Por más que lo cuento

La elaboración de un escrito siempre permanecerá como un enigma sin solución, por las diversas razones que le permiten ver la luz. Este mismo texto se verá, en correspondencia con el tiempo, en la balanza de los justos mediante una doble interrogante: ¿permanecer? ¿Para qué o quién? Al dejar que el texto encuentre su camino, su libertad o su silencio, se contribuye a la selección natural en todos los órdenes de la escritura: confiemos que el tiempo realice su labor. Es el otro, el que confiere o no la razón de la textualidad, mediante un juicio de valores en el transcurrir del tiempo y de los espacios. Hoy dos criterios anteceden a la labor del escritor que se ha abandonado a esas visiones. Dejemos que el futuro actúe. El autor reconoce las palabras de José Antonio Sequera y Paco Mufote, las cuales dan unas imágenes que, si bien no explican lo escrito, sí lo cuestionan en lo que concierne al contenido, el cual siempre será relativo

No se hubiera imaginado que un mal como el Covid 19 aportara tanta introspección a la ociosidad de quien hoy presenta una variedad de reflexiones en torno a la vida cotidiana, a los problemas del otro, a las diferencias del ser. Pasamos de una mirada inquisidora a la visión pesimista del final de en donde va a iniciar -posiblemente dirían los optimistas- otra etapa en el  vaivén de los ritmos inciertos entre el ser y no ser.

Se trata de una interrogante, en cada uno de los textos, que más bien no tiene una respuesta cierta, sino a través de la duda, de la incertidumbre, se arma el ajedrez de la vida; se sumerge  el lector en una complicidad para concluir en un vacío, en un laberinto del cual sólo se escapa para volver a iniciar frente a la duda del virus.

Presentación “por más que lo cuento” de Rubén Sandoval,  jueves 1 de septiembre de 2022 a las 20:00 horas