INFORMACIÓN

Long live the King! Carlos III, nuevo monarca del Reino Unido de la Gran Bretaña

Al rey, que regresará a Londres mañana, lo acompañará en su gobierno Camila, reina consorte; como fue el deseo de Isabel II. Las acciones que siguen ahora ya están detalladas.

En un reinado que podría considerarse como de transición, debido a su edad, Carlos se convirtió desde hace unos minutos en His Majesty The King. La corona automáticamente, al pronunciarse la muerte de Isabel II, pasó a su hijo y heredero, al él se suma —como fue la voluntad de Lilibeth— como reina consorte Camila.

Una de las primeras acciones que observó Carlos fue elegir su regnal name, es decir, el nombre con el que se le conocerá durante su reinado y como su mamá conservó el suyo y será Carlos III, así lo reveló en su discurso de condolencias la recién nombrada primera ministra Liz Truss.

Además, vienen para él una serie de deberes y tradiciones que debe cumplir, antes de que se lleve a cabo su coronación. Para Carlos Felipe Arturo Jorge se abre ahora la oportunidad de mostrarse como el verdadero modernizador que es, al lado de la mujer que ha amado siempre.

El royal comienza su camino frente a una de las Casas Reales más importantes del orbe; con más de mil años de tradición. Su primera acción fue enviar a los británicos sus condolencias por la muerte de su monarca y expresar su propio pesar por la muerte de su mamá.

El rey informó que «durante este periodo de luto y cambio, mi familia y yo seremos confortados y nos sentiremos apoyados por nuestro conocimiento del respeto y el profundo cariño en el que la reina permaneció». El nuevo monarca permanecerá hoy en el Castillo de Balmoral y llegará a la capital del imperio mañana.

Deberá mantener una reunión con la primera ministra Liz Truss, antes de que pronuncie su primer discurso para dirigirse a la nación. También participará en un servicio de conmemoración en la catedral de San Pablo de Londres, al que asistirá la mayor jerarquía del gobierno británico.

Mañana, en el Palacio de St. James, un cuerpo ceremonial que es conocido como el Consejo de Adhesión se reunirá para proclamar oficialmente a Carlos III como el nuevo soberano ante los consejeros privados. El Parlamento se reunirá entonces para redactar un mensaje de condolencia.

Otra de las acciones en respeto a la muerte de Isabel II es que todos los demás asuntos que estaban fijados en la agenda oficial se suspenderán durante 10 días. Por la tarde en el Día de la Adhesión, el 9 de septiembre, nuevo rey se reunirá con Liz Truss y el Gabinete del Reino Unido.

Será al tercer día que Carlos III recibirá la moción de condolencia en Westminster Hall, lo que marcará el inicio de una gira por el Reino Unido, que comenzará con una visita al parlamento escocés y un servicio religioso celebrado en la catedral de San Gil de Edimburgo.

La agenda sigue el cuarto día, cuando emprenderá un viaje a Irlanda del Norte, para que le entreguen otra moción de condolencia en el castillo de Hillsborough y acudir a otro servicio religioso en la catedral de Santa Ana de Belfast. El mismo proceso se observará en Gales, en el parlamento y en la catedral de Llandaff, en Cardiff.
Como es la milenaria costumbre, la ceremonia oficial de coronación de Carlos III , nombre ya confirmado también por Clarence House, tendrá lugar en algún momento durante el 2023. Se espera que la lista de invitados se limitará a tan sólo dos mil personas porque la intención de la renovada Casa Real es de mayor modernidad.
El espiritu del momento de ungir a Carlos III será el de un evento «más breve, más dinámico, menos costoso y más representativo de los diferentes grupos comunitarios y religiones» del Reino Unido, esto con el fin de modernizarlo, en comparación con la de Isabel II en 1953.

Categorías:INFORMACIÓN, Royal

Etiquetado como: