B.C.S.

Construyen nuevo lombricario en la UABCS para duplicar producción de composta orgánica

Con una inversión de $ 1,265,980.66 fue construido el nuevo lombricario de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) para la producción de composta, junto con una trituradora, una motosierra y un cargador frontal para poder utilizar las hojarascas y obtener materia prima destinada a enriquecer y nutrir los suelos del campus.

La nueva nave, que tiene una dimensión de 2 metros de ancho por 30 metros de largo y 70 centímetros de profundidad, permitirá obtener de 18 a 20 toneladas de humus orgánico cada 6 meses, además de 21, 600 litros de lixiviado y 249 kilos de lombrices, más del doble de su producción actual.

Por sus elementos, minerales y micronutrientes, estos productos sirven como fertilizantes e insecticidas naturales, sumando a las acciones del programa Campus Verde, mediante el cual la institución busca reducir su huella ambiental y aprovechar al máximo diversos residuos sólidos.

            Además, la instalación viene a reforzar las actividades de docencia e investigación, tanto para el profesorado como el alumnado, particularmente de las carreras pertenecientes al Departamento Académico de Agronomía.

            De acuerdo con el Ing. Andrés Borquez Sañudo, Responsable del Lombricario, desde hace varios años la UABCS se dedica al cultivo de la lombriz roja californiana, organismo que utiliza sólo un 40 por ciento de lo que come para nutrirse y el resto es posible usarlo para la producción de composta orgánica.

            Explicó que con la nave anterior, que era mucho más pequeña, se podían producir cerca de 10 toneladas de humus al año. Pero ahora, con la nueva infraestructura, se pretende obtener más del doble, además que por sus características, permitirá mejorar toda la cadena, desde la recolección y precomposteo del estiércol de bovino o caprino para alimentar a las lombrices, hasta su propio enriquecimiento.

Por otra parte, al generar las condiciones ideales para que la lombriz tenga un crecimiento más uniforme, podrá también ofrecerse como pie de cría para aquellos productores que tengan interés en conocer y aplicar esta técnica.

El profesor investigador de la UABCS afirmó que es una buena forma de obtener productos que ayuden a mejorar la producción agrícola, de una forma no dañina para la cosecha, y que por sus condiciones son mejor absorbidos por las plantas que los fertilizantes sintéticos.

Dijo que en la universidad están comprometidos con la política de responsabilidad social, por ello mediante las labores de investigación buscan establecer mecanismos que ayuden a resolver problemáticas del campus, pero que al mismo tiempo sirvan como proyectos piloto para que en su momento la misma sociedad pueda aprovecharlos.

Categorías:B.C.S., INFORMACIÓN, UABCS

Etiquetado como:,