Cine

Brie y su pasado pop

Brie Larson nunca fue para los productores tan bonita para ser la estrella, ni tan fea para ser briela amiga, y hoy es la más fuerte aspirante al Oscar.

La actriz de 26 años, está nominada a la estatuilla dorada por su actuación en la cinta La habitación, que hoy llega a la cartelera de nuestro país. Recientemente ha obtenido numerosos galardones y aunque es poco conocida para el público ya se le vislumbra como futura estrella de Hollywood. Lo que pocos saben es de su pasado como cantante pop y su trabajo en televisión.

Larson, quien en 2005 aspiraba a ser una estrella adolescente y lanzó el disco Brie Larson. Finally Out of P.E., con temas escritos por ella misma, el cual pasó con más pena que gloria, recordó su difícil inicio en la televisión y de cómo fue rechazada en varias ocasiones, platicó en una entrevista para Hollywood Reporter.

Cuando tenía 14 años lanzó su primer sencillo titulado She Said, que logró el puesto 31 de la lista Billboard. Ante el éxito Universal Music decidió apostar por ella y publicó su primer disco, que fue un fracaso.

La actriz, quien ha declarado que siente una profunda admiración por la cantante Gwen Stefani y el líder de Maroon 5, Adam Levine, y que sus programas favoritos son The O.C. y La ley y orden, debutó realizando sketches en el programa The Tonight Show with Jay Leno.

Tampoco sus inicios en pantalla fueron afortunados. “Nunca he sido un cliché y eso siempre ha ido en mi contra. No era tan guapa como para interpretar a la chica popular, ni lo suficientemente tímida para ser la amiga, así que nunca encajaba. Me quedaba cerca, pero nunca lo conseguía y fue muy doloroso”, reveló la actriz a The Hollywood Reporter.

Participó en la serie de televisión Schimmel, que nunca fue transmitida. Después audicionó para The WB en Un Your Dreams (Raising Dad 2001) como la hija menor de Bob Saget, Emily.

De ascendencia francesa, Larson empezó a llamar la atención en 2009 por su papel en la serie The United States of Tara junto a Toni Colette, y en cine en la comedia Comando especial, de 2012, en la que compartió créditos con Jonah Hill y Channing Tatum.

Y después de un largo recorrido por la pantalla, ahora Brie Larson se ha convertida en la chica de moda, en la consentida de los diseñadores, de las alfombras rojas y de los festivales de cine que la han reconocido como Mejor Actriz por su personaje en la película La habitación, en la que da vida a una joven madre, quien fue secuestrada y ha vivido cautiva junto a su hijo durante siete años.

“Muchos de mis viejos recuerdos salieron a flote. Empecé a recordar algunos pasajes que había olvidado. Nací en Sacramento (California) y me mudé con mi mamá y mi hermana pequeña a Los Ángeles. Tenía como siete años y nos fuimos a un tipo estudio, que era un poco más grande que el cuarto en el que se desarrolla la historia de la película”, comentó Larson, quien ha sido galardonada con casi 30 premios, entre ellos el BAFTA y el Globo de Oro como Mejor Actriz.

Para su personaje, Brie Larson ha comentado que habló con algunos especialistas en traumas relacionados con el abuso y el secuestro para comprender la sicología de “Má”, el papel que interpreta.

Para imprimirle realismo, Larson optó por encerrarse durante un mes en su casa, sin salir ni ver a nadie. “Quería ver qué era lo que pasaba en mí al tomar esa decisión. Muchos de mis recuerdos de infancia resurgieron y recordé pasajes que habían estado enterrados”, apuntó la joven, quien filma actualmente junto a Samuel L. Jackson la cinta Kong: Skull Island.

 

Categories: Cine, Espectáculos

Tagged as: