Espectáculos

‘Beavis and Butt-Head’, 25 años de locuras sin sentido

El alcance que MTV tuvo en la década de los 90 aún es palpable. Basta ver que a 25 años de su estreno, la serie Beavis and Butt-Head sigue presente.

Sería tal el impacto de la serie que incluso para preve­nir cualquier situación, MTV lanzó una advertencia en su comunicado de prensa.

Beavis and Butt-Head no son reales. Son personajes animados que fueron inven­tados por este chico de Texas que vagamente conocemos. Ellos son tontos, sin sentido común, feos, sexistas, auto­destructivos, pero por alguna razón, su rareza nos hace reír.

Beavis and Butt-Head no son modelos a seguir, no son ni siquiera humanos. Son ani­maciones. Algunas de las co­sas que ellos hacen, podrían provocar que una persona de verdad salga herida, arresta­da y posiblemente deportada. Para ponerlo de otra forma: no intenten sus locuras en casa”, escribió la cadena.

El sarcasmo, y la estupi­dez mostrada por los dos pro­tagonistas, ayudaron a crear una serie de términos que en aquel entonces utilizarlos, significaba “estar en onda”.

“Buttmunch” (mascanal­gas), “fartknocker” (pedogol­pazo), “bunghole” (tapónanal), “ass munch” (muerde culo), “ass wipe” (limpia trasero), “ass goblin” (trasero de duen­de), entre otros, eran los tér­minos usados.

Beavis y Butt-Head eran nihilistas desorientadas sin supervisión o aspiraciones de los padres, atrapados en un sofá en una ciudad sin salida con pocas perspecti­vas realistas y sin intereses más allá del heavy metal, los senos y los actos aleatorios de vandalismo”, señaló The Independent.

La serie se estrenó el 8 de marzo de 1992 y fue trans­mitida hasta 1997, aunque tuvo un breve regreso en 2011. Creada por Mike Judge, la serie animada comenzó como un corto animado de Judge para el Spike and Mike Sick and Twisted Festival of Animation.

Judge es un ver­dadero observador de la sociedad. Su radar siempre está atento y siempre puede contar las his­torias de una manera muy graciosa”, dijo David Krins­ky, uno de sus compañeros de producción, con quien trabajó durante 14 años según señaló The New York Ti­mes en 2011.

La historia de estos dos personajes en que eran dos estudiantes cuya vida se resume en ver televisión, con­sumir comida basura (normalmente nachos), beber refrescos, ir a centros comer­ciales, el heavy metal, e intentar tener sexo.

La serie fue culpada de numerosas muertes de niños como resultado del fuego y sus trucos, por lo cual fueron reemplazadas por escenas tontas y chistes fáciles. Ade­más, MTV comenzó a trans­mitirla después de las 23:00 horas y agregaron un aviso en el que alertaba a los pa­dres de que la serie no era apta para menores.

Categories: Espectáculos

Tagged as: