Alianza Francesa

ALDO FULCANELLI, DE LOS CABOS B.C.S., VIENE A PRESENTAR SU LIBRO LUGARES COMUNES VIERNES 22 A LAS 20:00 HORAS, ENTRADA LIBRE.

LOS LUGARES DE ALDO FULCANELLI: LA DIVERSIFICACIÓN DEL CONCEPTO DE PENSAMIENTO

No es común el encontrar en nuestro camino textos que nos ponen en relación con aspectos de la vida desde una perspectiva de una visión interior simplista. Aldo Fullcanelli logra este propósito al elaborar, desde una mirada y perspectiva eminentemente reflexivas, un acercamiento a hechos de la vida, con profundo sentido de la literatura. Y la vida.

Los lugares de Fulcanelli, no sólo hablan, sino que conducen a una diversidad de sensaciones que ponen al lector en relación con aspectos fundamentales de la existencia: colores, sensaciones, descripciones corporales poco comunes, referencias culturales, sin hacer negligencia del tema de la sexualidad y la sensualidad.

En una presentación prodigiosa de Sandino Gámez al libro, nos introduce con acierto en aspectos que tienen una relación estrecha con las formas de pensamiento del escritor con aspectos que nos guían por senderos y temáticas en donde -y con los cuales- sostiene una complicidad vasta con elementos del diario creer y reflexionar del escritor: Dice el presentador

El minuto postergado, el segundo criminal, que yo bateaba con mis palmas. Antes que piense, la araña voraz del propósito, ya asesinó la escapatoria. La voz sin nadie eres tú, el reloj sin arena eres tú, las huellas de otros, que conducen a las mismas matrices.

Son signos que nos hablan de un recorrido dentro de los vértices de la poesía personal, individual, que sumergen al lector en una labor de donde sólo escapará para introducirse en las palabras que poseen variedad de significados, propios a   la creación poética. Así lo podemos ejemplificar en Marga, que es un personaje-símbolo de múltiples significados. En el se develan la dulzura y la violencia, la fuerza y la dulzura natural del entorno, las sensaciones que revuelven el pensamiento del lector al formar una asociación con la energía propia de la creación literaria.

Las referencias culturales del escritor nos llevan de la mano hacia un mundo de contenidos, en donde los signos, una vez más, se multiplican en significados, para nombrar colores que se diversifican semánticamente: el color del oro va más allá que el propio valor que posee: lo diversifica como materia, en el momento en que lo introduce en el valor propio del color, como lo hubiera hecho en su momento Rimbaud. Así una mención espacial o de concepto trasciende en la dimensión en que el poeta los ha introducido como elementos pre-textuales de símbolos que van e irán más allá de su propia dimensión inmediata de significar unívocamente. Así lo hace entender el poeta, cuando aborda la página de donde comenzarán a surgir fantasmas, figuras en forma de símbolo, metáforas que sólo pueden comprenderse en el momento de la comunión con el espacio, con el poema.