B.C.S.

Rechaza IMSS pruebas gratuitas para la detección de VIH en unidades de Medicina Familiar.

  • En mujeres embarazadas durante el primer y el último trimestre de gestación, se recomienda realizar las pruebas

A fin de promover un buen estado de salud y la detección oportuna de enfermedades, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realiza detecciones del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) en las unidades de medicina familiar.

La especialista en Salud Pública, Diana Erika Gómez Campos, explicó que desde hace años, en el Seguro Social se realizan estas pruebas voluntarias a la población derechohabiente. Ésta ha demostrado tener un alto grado de confiabilidad, por encima del 96 por ciento.

La trasmisión es en menor proporción, por trasfusión sanguínea, jeringas compartidas que estén infectadas, a través del embarazo, y principalmente mediante relaciones sexuales sin protección.

Cualquier derechohabiente puede acudir a su unidad de medicina familiar correspondiente para realizar esta prueba, la cual consiste en pinchar el dedo pasar sacar dos gotas de sangre, las cuales se analizan, y en menos de cinco minutos arroja el resultado.

En las mujeres embarazadas, se realizan al menos dos pruebas para la detección oportuna del VIH, una en el primer trimestre y la última al finalizar el periodo de gestación. Recalcó que aunque no es obligatorio, se explica a la mujer la importancia de la prueba y la mayoría acceden y firman una carta de consentimiento informado para realizarla.

En caso de que la prueba resulte positiva, el paciente es informado por su médico y se  realiza un segundo estudio, y en caso de confirmar la afección se inicia inmediatamente con el tratamiento indicado a través de fármacos.

El VIH, dijo, no se asocia a muerte, dejó en claro que se trata de una enfermedad en la cual, si se sigue el pie de la letra el tratamiento, se alimentan bien, se realiza ejercicio y duermen las ocho horas recomendadas por su médico, se puede llevar una vida estable.

La prevención inicia con información confiable desde la juventud, pues las relaciones sexuales sin protección, en este sector de la población, conllevan a riesgos para la transmisión de esta enfermedad y otras más de transmisión sexual.

Categorías:B.C.S., INFORMACIÓN

Tagged as: