B.C.S.

Cultura Comunitaria celebra 30 años del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena de X’ocen

  • 280 actores mayas recuerdan sus tradiciones con la puesta en escena Momentos sagrados mayas
  • A través del eje Semilleros creativos se fortalece al teatro campesino

 La Secretaría de Cultura, a través de Cultura Comunitaria, el Ayuntamiento de Valladolid y la Escuela Normal Intercultural Bilingüe, celebró el 30 aniversario del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena de X’ocen, Yucatán, con la puesta en escena Momentos sagrados mayas, escrita por la dramaturga María Alicia Martínez Medrano, quien falleció el año pasado.

La obra se presentó en el Espacio escénico del Laboratorio de Teatro en Valladolid, Yucatán, “el elenco lo integraron 280 actores mayas que han sido formados por maestros del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena de X’ocen. Todos los actores pertenecen a las comunidades del oriente del estado”, comentó en entrevista Delia Rendón, directora del proyecto teatral.

Para la fiesta de Laboratorio se unieron alumnos de la Escuela Normal Intercultural Bilingüe de Valladolid, por lo que estuvieron representadas 40 comunidades mayas, entre las que se encuentran: X’ocen, Dzitnup, Nohzuytún, San Silverio, Tikuch, Xuilub, Yalchén, Chan Chen y Yaxché.

Momentos sagrados mayas se estrenó en 1993 y es la síntesis de una fiesta tradicional que todavía se celebra en los pueblos mayas del oriente del estado cuyo origen es prehispánico. Hoy es una fiesta que tiene partes indígenas y partes mestizas”, explicó Rendón.

La primera parte de la obra narra la vida cotidiana de un pueblo maya que se alista para su fiesta y la segunda parte, con música y danzas tradicionales, se representa la fiesta.

“La importancia de presentar esta obra es, en primer lugar, porque a los pueblos les gusta verla. Ellos ven reflejado lo suyo, sus bailes, su ceremonia, sus rituales. La obra habla de las costumbres que tienen de sus tradiciones y esto es importante porque les hace revalorar su identidad”, comentó Delia Rendón.

De acuerdo con la directora del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena, el arte es la mejor forma para que los pueblos miren su belleza. “El teatro es como una lente de aumento que hace vernos, nos refleja. Los mayas se ven en esta obra con toda su belleza y eso es muy importante para que la revaloren, para el rescate de sus tradiciones, para que no pierdan sus costumbres y las den a conocer”, señaló.

La directora del Laboratorio recordó que la autora de la obra, María Alicia Martínez Medrano (1937-2018) siempre persiguió recuperar la estética indígena y campesina sin imponerles tradiciones externas. “Desgraciadamente no solo en la cultura maya sino en todas las culturas del país están perdiendo tradiciones por la invasión de otras formas de vida que los hacen ir dejando atrás parte de sus raíces”, opinó.

El Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena tiene en mente más proyectos como montar una obra de teatro sobre la Guerra de Castas, programar más funciones de Momentos sagrados mayas y seguir con la formación de actores. Estas actividades se encuentran alineadas con los objetivos de la Secretaría de Cultura, para dar acceso a las comunidades al goce de sus derechos culturales y así no dejar a nadie atrás.

Delia Rendón también agradeció el interés del programa Cultura Comunitaria para asegurar la continuidad del teatro campesino, surgido en los años 80 del siglo pasado, a través del pago de honorarios de sus docentes. En ese sentido, el programa fortalece el proyecto a través de su eje Semilleros creativos.

Categorías:B.C.S., Cultura, INFORMACIÓN

Tagged as: ,