Cultura

Francisco Toledo: muere a los 79 años el artista plástico más importante de México

El pintor, grabador, ceramista, activista social y ambientalista mexicano Francisco Toledo falleció a los 79 años.

Así lo informó este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien a través de un mensaje en Twitter expresó: El arte está de luto”.

“Ha fallecido el maestro Francisco Toledo, oaxaqueño, gran pintor y extraordinario promotor cultural, auténtico defensor de la naturaleza, las costumbres y las tradiciones de nuestro pueblo. Descanse en paz”, dice el mensaje.

A lo largo de su vida, Toledo se expresó en tantas técnicas artísticas -desde el collage, la encáustica, el fresco, la acuarela y el gouache hasta la cerámica, el tapiz y el modelado- que la Secretaría de Cultura lo consideraba “un artista universal”.

Hasta hoy era llamado por la institución del gobierno mexicano como”el artista plástico vivo contemporáneo más importante de México”.

“Francisco Toledo se asumió pintor desde sus muy tempranos inicios, pero le interesaba dominar técnicas de grabado sobre linóleo, madera y metal, y de relieve como la litografía, que además de multiplicar la imagen, implicaran tal rigor, que sólo su total dominio permitiera el lujo de introducir el azar como una voluntad propia de la forma”, describe la Secretaría de Cultura en una semblanza.

También se destacaba por su activismo social, defensa de los pueblos indígenas y protección del medio ambiente.

En 2014 diseñó 43 cometas, conocidos en México como “papalotes”, cada uno con los rostros de los estudiantes de Ayotzinapa que fueron víctimas de desaparición forzada en el estado de Guerrero.

La Secretaría de Cultura destacó varias obras de cientos que creó Toledo, como “Barriendo sapos”, que pintó el artista en 1971.

“Lejos de ser un cuadro fantástico, el reflejo de un mito o una expresión surrealista, es una imagen cotidiana que un Francisco Toledo infantil vivenció en su natal Juchitán”, describió la institución.

La obra de Toledo se caracteriza por “retratar animales que no son comúnmente relacionados con la belleza: murciélagos, insectos, iguanas, sapos, monos, tortugas, lagartos, conejos, peces, cabras, vacas”, explicó Cultura.

“Otro signo recurrente en la obra de Toledo es la sexualidad. En sus piezas hay una especie de sexualización de la realidad, un escenario que no difiere entre lo fantástico y lo real y que funde a ambos en el erotismo”, añadió.

Anuncios

Categorías:Cultura, INFORMACIÓN

Tagged as: