Laura Flores deja el ego y el glamour, se aleja de escándalos

Laura Flores considera que a sus 55 años está en una etapa de la vida laboral que lo único que realmente le importa es estar en paz y trabajar, el protagonismo y el ego le quedan chiquito.

La actriz forma parte de la obra de teatro Las recogidas, donde comparte créditos con 10 colegas más, entre ellas Ofelia Medina, Susana Dosamantes, Patricia Reyes Spíndola, Macaria, Rosa Gloria Chagoyán, Ariane Pellicer y Nailea Norvind. Sin que alguna busque brillar más que otra.

La mayoría estamos más allá de eso (ego). Es un privilegio no estar al pendiente de cosas banales, sino más bien de hacer bien nuestro trabajo y seducir al público, afirmó Flores.

La histrionisa tiene 42 años de carrera y no tiene problemas con los papeles que le dan por su edad, sabe que esa es la labor de un actor, desdoblarse, ser la mujer más frívola o divina, sino se nos acaba la chamba.

Ya fui mamá de Eduardo Yáñez y él es más grande que yo, fue muy divertido trabajar juntos en Corazón Salvaje.

Laura concluyó en abril su exclusividad con Telemundo, la cual tuvo por cinco años participando en telenovelas. Esto la descontroló, porque no sabía cómo enfrentarlo, pero se considera una mujer sensata y a las dos semanas, ya estaba realizando castings.

Ahora desea regresar a México para participar en una serie y una película, aunque seguirá haciendo pruebas en EU y en México para continuar su carrera. Me gustaría conducir nuevamente, tengo el potencial porque el público de esos programas, en su mayoría son señoras, y yo soy una, encajaría muy bien. Estuve de invitada en Sale el sol y Hoy, me sentí muy cómoda, contó.

Las Recogidas se presenta en El Teatro de la Ciudad de La Paz, B.C.Sur el 29 de noviembre en 2 funciones.