Alberto Guerra empatiza con Tepito

Véngase carnal, a tomarse dos chelas conmigo es la frase que el actor Alberto Guerra escuchaba al terminar su día de filmación de Ingobernable 2 en el barrio de Tepito, y que sonaba entre el barullo de los curiosos y vecinos que atentos veían el trabajo que realizó el cubano.

Esas palabras lo llenaban de emoción, sabía que eran la forma de darle las gracias por caminar por las calles, ver las azoteas, los balcones, a la gente y darse el tiempo para escuchar a los que se presentaban como nativos de una de las colonias más representativas de la Ciudad de México.

Esta convivencia diaria, fue vital para construir su personaje Canek Lagos, un hombre que tras pasar tres años en la cárcel, regresa a su casa ubicada en Tepito.

Estar ahí cambia tu perspectiva de vida, porque es una parte de la sociedad que rara vez se muestra, además no cualquiera tiene acceso. Son lugares estigmatizados, dijo el histrión.

Alberto quiere reflejar las cosas a las que se enfrentan los que viven en el Barrio Bravo, así como las personas de otros rincones de México que viven en condiciones similares.

Dejó claro que la violencia que se ve en la serie, no es exagerada. Cuando leí los guiones pensé que estábamos volando todo, pero al ver las noticias me di cuenta que no es así, comentó.

El cubano, quien ya radica en México, busca que el público que vea la serie no etiquete a su personaje ni que lo vea como un cliché, espera que empaticen con el dolor.

Quizá es una exageración para alguien que vive en la Condesa, pero hay gente en la sierra que día con día se levanta temprano, son torturados o tienen que matar gente y seguir enterrando a su familia, afirmó.

Ingobernable 2 ya se encuentra en la plataforma de Netflix. Es protagonizada por Kate del Castillo, Alicia Jaziz y Erik Hayser, entre otros.