Edith Márquez no tuvo una infancia normal

Desde niña sabía que no iba a tener una infancia normal, una juventud o vida tradicional, es la reflexión que hace la cantante Edith Márquez, luego de tres décadas en la escena musical, y ahora a través de su nuevo material discográfico habla sobre los sacrificios que ha tenido que hacer para alcanzar el reconocimiento del público, es una carrera difícil y competida, llena de obstáculos, muchas veces tuve que estar alejada de mi familia por las giras.

La ex Timbiriche inició su carrera a los siete años participando en el programa Juguemos a cantar, pero su fama la ganó con su participación en la comedia producida por Luis de Llano MacedoPapá soltero en 1987, un programa que duró siete años al aire con altos números de audiencia en sus 362 espisiodios. En 1988 ingresó al grupo Timbiriche, con quien grabó cuatro discos durante los tres años que estuvo con la banda.

Sobre participar en la gira del reencuentro de Timbiriche, comentó que sus agendas no coinciden, y aclaró que no hay ninguna diferencia entre ellos. Así lo demostró en la presentación que tuvieron el año pasado en Puebla.

Actualmente participa como jurado en el programa La Academia para TV Azteca, en el que asegura que ve talento en los jóvenes que participan, y no duda en que de dicho reality salgan nuevos intérpretes tan relevantes como los primeros exacadémicos, Yahir o Carlos Rivera.

Aunque en el nuevo disco las baladas predominan, Márquez sacó su lado más sensual con el tema Desvisteme y Contigo no que están enfocadas en un género más bailable y urbano con el que está conquistando a las nuevas generaciones.

El primero es muy atrevido, hasta sexual podría decirlo, pero me gustó. El segundo es más urbano, muy antrero, para la generación de hoy. De hecho, mis hijos dicen que les gusta mi voz, pero no las letras y estos dos temas los recibieron bien. Pero la música no tiene límites, y puedes darle tu sello a cada género, comentó la intérprete que se encuentra promocionando su álbum número 13, Contigo.

Aunque tuvo mucha aceptación del público joven, no quiere dejar de hacer baladas, sobre todo con el reciente auge de recordar la música de las décadas de los 80 y 90. Porque son temas que le llegan a todo tipo de público.

Dentro de la generación y estilo de Edith, sobresalen artistas como: Yuri, Dulce, Ana Bárbara, María José, Sasha Sokol, Thalía y Gloria Trevi, por lo que considera que no hacen falta mujeres en la escena musical, ni en el género que ella canta.

ORGULLO DOBLE

Tras dos discos de covers realizados con mariachi, Edith presenta este nuevo material de baladas, en el que además cuenta con la colaboración especial de su hijo Sebastián, quien compuso la música del tema Cenizas, y la letra la hizo Kalimba. Aunque ya lo ha invitado a cantar durante sus presentaciones, no tienen planes de grabar un tema juntos porque son estilos diferentes.

A sus 45 años de edad, la cantante aún tiene varias metas por cumplir, entre ellas llegar al mercado estadounidense, en el que por fin, salió simultáneamente que en México, este material, además de conquistar España.