Mientras Paulina Rubio goza en Rusia, Gerardo Bazúa sufre

Mientras Paulina Rubio goza de la fiesta del mundial de fútbol en Rusia, Gerardo Bazúa se quedó sumido en su soledad y con el asedio de la prensa.

El cantante siempre ha sido muy reservado en sus declaraciones acerca de su vida privada con la Chica Dorada, y ahora más, con los rumores de una inminente ruptura: “Yo estoy enamorado del amor. La verdad es que ya no hablamos de eso. Ya tenemos mucho tiempo de que nos inventan cosas. Estamos muy tranquilos guardando nuestro espacio”.

Ante la insistencia de las preguntas acerca del joven que se le ha visto junto a Paulina, Bazúa dijo: “Es un amigo. Yo la verdad ya me río, qué te puedo decir. Trato de clavarme en la música y en los proyectos nuevos que nos traemos. No me importa, yo ya me río de muchas noticias. Aquí seguimos trabajando”.
Fuentes cercanas a la cantante aseguran que su relación con Bazúa está completamente terminada.