Las 8 reglas que deberán seguir los invitados de la Boda Real

Así como los miembros de la realeza tienen que cumplir ciertas normas, protocolos y tradiciones en sus compromisos oficiales, también hay reglas que rigen el comportamiento y hasta la manera de vestir de aquellos que asistan como invitados a una boda real.

Este 19 de mayo, el príncipe Harry y su prometida, Meghan Markle, se darán el Sí, quiero frente a más de 2000 invitados en la capilla de St. George en Windsor. Los afortunados que figuren en esta lista deberán considerar las siguientes reglas, sino podrían ofender a más de uno.

  1. No usar escotes, tacones muy altos o faldas cortas: Si vas de invitada de un miembro de la realeza, considera el tamaño de tus tacones, el largo de tu falda y el brillo de tus joyas. Lo menos que querrás ese día es acaparar la atención que debe ser para ellos.
  2.  Los sombreros son un must: Según señala Alexandra Messervy, editora ejecutiva del portal dedicado a los protocolos reales, The English Manner, la invitación a la boda real de Harry y Meghan especifica que el dress code para las mujeres invitadas es de vestido y sombrero. Según ella, en años anteriores, no hubiera sido necesario puntualizar la obligación de llevar estos últimos, pues era algo de rigor, lo cual demuestra lo laxa que está siendo la Corona con esta ceremonia.
  3.  Los sombreros no deben obstruir la vista de tus vecinos: Los asistentes deberán evitar grandes diseños pues es de muy mala educación no permitir que los demás vean la ceremonia.
  4.  Los tocados también son bien vistos: Esta alternativa a los sombreros es una de las opciones entre las más jóvenes de la realeza. Incluso la propia Meghan Markle ha demostrado tener un especial gusto por ellos.
  5.  Deben estar familiarizados con los protocolos básicos de la realeza: Como por ejemplo hacer una pequeña reverencia al saludar a un miembro de la Corona, hablar después que ellos y nunca ofrecerles un apretón de manos. Costumbres que son vistas como buenos modales.
  6.  No es momento para selfies: La familia real inglesa prefiere que las imágenes de sus compromisos oficiales la capturen profesionales y más en una boda real. Además, puede ser algo poco respetuoso, especialmente mientras se celebre la ceremonia.
  7.  Evitar los errores a toda costa: Por ejemplo, intentar iniciar una conversación con la Reina o abrazarla. De nuevo, se trata de tener sentido común y estar al tanto de las reglas que rigen a la Casa Real.
  8.  Prohibidos los regalos: Esta no es una boda común como ya se pueden haber dado cuenta. Harry y Meghan han pedido que los invitados aporten a organizaciones de caridad cercanas a ellos como presente de boda.