Los papás de recién nacidos salen a la defensa del Príncipe William por quedarse dormido en misa

Poco más de 48 horas después del nacimiento de su tercer hijo, el Príncipe William tuvo que asistir al servicio memorial por el Anzac Day en la Westminster Abbey. En las imágenes del servicio religioso, se pudo ver que el Duque descansó sus ojos en un par de ocasiones y más de uno llegó a creer que se había quedado dormido en un momento. Inmediatamente, las redes sociales se inundaron de mensajes de apoyo y es que basta con haber sido papá para saber que las primeras noches son muy complicadas y el cansancio es inminente.

Mientras el Príncipe Harry y Meghan Markle compartían miradas cómplices durante el servicio y escuchaban atentos el mensaje, el Príncipe William tuvo que cerrar sus ojos en un par de ocasiones. Al ver las imágenes y videos, las redes sociales reaccionaron inmediatamente con mensajes como: “¡Pobre Príncipe William! Todos los papás conocemos ese sentimiento de un cansancio abrumador. Desgraciadamente, William tenía cámaras capturando su poco exitosa lucha para mantenerse despierto”.

Si alguien pensó que el segundo en la línea de sucesión sería blanco de críticas, estaba muy equivocado y es que la realidad es que todos los papás de bebés lo han entendido a la perfección. “¿Por qué la gente hace tanto drama porque el Príncipe William se quedó dormido? Es un papá y en general, una gran persona. Hacerle burla porque está cansado y se quedó dormido ¡es ridículo! Por lo menos demuestra que está haciendo su trabajo como esposo y papá de tres”, fue otro de los mensajes de apoyo.

Lo cierto es que con un recién nacido en casa, los Duques de Cambridge tienen las manos llenas. Aunque el Príncipe George y la Princesa Charlotte ya van a la escuela y guardería –respectivamente-, el orgulloso papá compartió antes del nacimiento que estaba nervioso sobre cómo cuidarían ahora de tres pequeños. Para su buena suerte, han contado con el apoyo de Carole Middleton, mamá de Kate, quien ha sido vista paseando con George y visitando el Palacio de Kensington en estos días.