‘Wings of Desire’ digitalizada y el cine de Weimar, en la Berlinale

Una versión digitalizada de Wings of Desire, de Wim Wenders, y una retrospectiva sobre el cine en la República de Weimar son dos de formas de revisar el pasado en la Berlinale, un festival que se precia de cuidar a sus clásicos, además de atender al cine actual.

El cine Internacional, una espléndida sala en el antiguo sector este de la capital alemana, proyectará esta noche la versión restaurada del mítico filme de Wenders, el plato fuerte del ciclo bautizado como “Classic” del festival berlinés.

Se trata de una previa para el estreno en salas comerciales de esa restauración, a partir de próximo abril en ciudades de todo el país, que ha llevado a cabo la propia Fundación Wim Wenders, creada por el director alemán cinco años atrás.

El ciclo “Classics” está formado por siete filmes, desde Das alte Gesetz –The Ancient Law-, dirigida por Ewald André Dupont en 1923 a la soviética Letjad schurawli –The cranes ara flying-, de Mijail Latatosov, de 1957.

La película de Wenders, rodada en 1987 y sobre la figura del ángel protector que observa su Columna de la Victoria a los mortales, tiene para el público berlinés un carácter emblemático, ya que transporta al espectador al Berlín aún dividido por el muro, bajo las reflexiones cruzadas entre Bruno Ganz y Otto Sanders.

La otra mirada al pasado corresponde a la retrospectiva sobre el cine en la llamada época de Weimar, la frágil democracia instituida tras el fin de la I Guerra Mundial (1918) y que se prolongó hasta la llegada de Adolf Hitler al poder (1933).

“Presentamos películas restauradas con la tecnología actual, que permiten acercarnos con los ojos de hoy a lo que fue una etapa de gran riqueza, cinematográficamente hablando, de nuestra historia”, apuntó, en la presentación del ciclo, Rainer Rother, director de la Filmoteca alemana.

La retrospectiva de la época de Weimar está integrada por veinte filmes, procedentes de los archivos de la Filmoteca de Rother y el archivo de la Fundación Friedrich-Wilhelm Murnau.