Cultura

Colección ‘A la orilla del viento’, pionera en la formación de lectores

Lolibross libros de la colección A la orilla del viento han realizado la magia de formar lectores de distintas edades durante 25 años. Esta serie de literatura infantil y juvenil es ya un clásico en los hogares y las escuelas mexicanas, y reconocida a nivel internacional.

De producción sencilla, con interiores a una sola tinta, “pero con un diseño cuidado, portadas impactantes e ilustrado por autores talentosos”, explica Socorro Venegas, este acervo “ha sido pionero en la construcción y consolidación de uno de los mercados editoriales más prometedores y dinámicos”.

Creada por el editor Daniel Goldin en 1991 para el sello Fondo de Cultura Económica (FCE), A la orilla del viento suma a la fecha 224 títulos, un promedio de nueve por año, confeccionados por escritores, dibujantes, ilustradores y caricaturistas de distintos países, que han abordado tanto temas fantásticos como realistas.

La subgerente de Obras para Niños y Jóvenes del FCE define a esta colección como “un patrimonio cultural de México que ha significado mucho para los países de la región, para los que ha sido una referencia. Me ha tocado ir a la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia, la más importante del mundo en este género, y conocen al FCE justo por sus libros para niños y jóvenes”, dice en entrevista.

Agrega que todo en esta iniciativa ha sido planeado cuidadosamente, desde el nombre mismo. “En un texto del Catálogo de libros para niños y jóvenes del 2000 se cuenta que se entrevistó a centenares de niños y jóvenes para que seleccionaran el nombre de la serie. Había cien opciones y, de todas, A la orilla del viento fue el que más les sugería algo distinto, íntimo y a la vez preciado, según dijeron.

Me gusta que se haya pedido la opinión a los lectores. Creo que escuchar al lector, saber qué piensa, qué siente, tomarlo en cuenta, es una tradición de este acervo que no se ha perdido”, añade.

Destaca que prueba de este estrecho lazo de la colección con su público es el Primer Concurso Internacional de Booktubers, convocado en septiembre pasado, en el que se invitó a los jóvenes hispanohablantes a participar con video-reseñas que comenten algunos títulos de A la orilla del viento.

La respuesta fue apabullante. Tenemos 400 participantes. Aprovechamos las nuevas tecnologías para promover esta iniciativa. El 2 de abril entregaremos el premio (una tablet y un paquete de libros)”, añade sobre la convocatoria que cierra hoy.

Venegas detalla que una de las grandes aportaciones de esta serie es que no se dirige al público por su edad cronológica, sino por sus etapas lectoras. Así, asegura, el acervo posee una oferta “Para los que están aprendiendo a leer”, “Para los que empiezan a leer”, “Para los que leen bien” y “Para los grandes lectores”. “Es decir, quien se acerque a cada etapa puede ser alguien de seis o de 20 años y el libro le va a decir algo siempre”.

 

Anuncios

Categorías:Cultura

Tagged as: